h1

Un sueño de regalo

agosto 27, 2007

Hoy cumplo 32 años (sí, david, lo has escrito bien) y mi hija (aún se me hace raro escribirlo, pero sí, también lo he escrito bien) me ha hecho su primer regalo: una noche de sueño. Bien, de hecho se ha puesto de acuerdo con su madre para regalarme una noche de ojos cerrados, porque Susana ha bregado con la niña de madrugada mientras yo abrazaba la almohada como si me fuera la vida en ello. Gracias a las dos.

Después de 15 días mareando la perdiz, simulando que era una niña buena, haciéndonos creer que habíamos parido un angelito, Lucía se ha destapado como una  fiestera indomable. He probado todos los recursos que existen, pero no hay quien la duerma. Ya sólo me falta echar mano al bote de loctite que guardo en la nevera y pegarle las pestañas a los mofletes, a ver si así nos da un poquito de tregua.

Miento. Sí he encontrado una forma de dormirla: nos estiramos los dos en el sofá y la acuesto sobre mi pecho, con su cabeza apoyada en mi corazón. Entonces le doy besos en la coronilla y le acaricio la frente hasta que los párpados le pesan una tonelada y los cierra…. durante quince minutos. Eso sí, uno de los mejores cuartos de hora de mi vida.

Anuncios

2 comentarios

  1. Si,si…. 32 años y padre. Lo primero dura 365 dias,
    lo segundo toda la vida…
    Pero tranquilo…. lo de las noches en vela tiene treguas y uno va acostumbrándose poco a poco a no dormir

    . Así cuando llegan las velas de la adolescencia, que son las peores, uno ya está un poco curtido y cierra un ojo con una mano en el teléfono y un pie en el suelo, zapatilla calada, por si hay que ponerse la capa de superman y salir a rescatar el tesoro.
    Y poco a poco uno va asumiendo que se acabó la siesta, levantarse un domingo a las 10 de la mañana.

    y no tener petitte suisse en la nevera


  2. Vuelo yo para explicaros que este trasto,el ordenador, es un borde.
    Andaba yo peleándome con esta hilera de hormigas blancas/negras que son las letras sobre el teclado, cuando veía desaparecer reglones enteros separándose
    dos y tres espacios. Sin duda había tocado algo que no debía y…… me disponía a arreglarlo cuando de repente he visto el texto enviado y yo no he clicado el submit comment…..



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: